Virgin Voyages cambia las reglas de la gastronomía

Virgin Voyages anunció  que su primer crucero, Scarlet Lady contará con 20 restaurantes que cambiarán las reglas de la gastronomía que vienen utilizando todas las compañias a bordo de sus cruceros.

“Virgin Voyages ha descartado por completo el libro de reglas de los cruceros tradicionales. No habrá buffet, ni comedor principal, ni vestimenta formal forzada, ni asientos asignados, ni horarios de comedor establecidos. En su lugar, encontrará más opciones y más oportunidades para tomar algo de comida, con las puertas del restaurante abiertas hasta bien entrada la noche y, en algunos casos, las primeras horas de la mañana”, apuntó la empresa perteneciente al Grupo Virgin.

Asi será el Scarlet Lady, nuevo crucero de Virgin Voyages

Según lo informado por la empresa, el costo de comer en estos restaurantes estará incluido en el precio de la reserva del crucero, por lo que no significará un costo adicional para los pasajeros. Además estarán, muchos de estos,  abiertos hasta altas horas de la madrugada incluso algunos las 24 horas.

No habrá bufet libre

Una de las innovaciones de Virgin es desterrar a los bufets libres, uno de los clichés más habituales en la gastronomía de los cruceros. La idea tiene una doble vertiente: por un lado, ofrecer comidas y bebidas en entornos más exclusivos, y por otro, evitar el desperdicio de alimentos, acorde con las estrictas políticas de sosteniblidad que enarbola la naviera.

Sin cargos extras en los restaurantes más exclusivos

Por lo general las grandes compañías de crucero ofrecen acceso libre a sus restaurantes a bordo, pero cobran un recargo (pequeño en algunas, considerable en otras) por probar los platos de los establecimientos más exclusivos. Las navieras de lujo no lo hacen, pero tienen una oferta de locales más limitada.

Virgin anunció que en sus barcos nadie pagará ni un céntimo más por sentarse en el restaurante que elija. “En Virgin Voyages no tiene sentido pagar más por tener una mejor comida”, dijo el jefe de la división comercial Nirmal Saverimuttu.

Sin turnos ni códigos de vestimenta

A diferencia de otros cruceros, en el Scarlet Lady y sus barcos hermanos no habrá un salón comedor principal, ni turnos para ir a comer o cenar, ni asientos asignados ni un código de vestimenta acorde al restaurante elegido.

La oferta gastronómica se desarrollará en los 20 restaurantes y puestos de comida, cada uno distinto al otro. De este modo la naviera  pretende condensar las tendencias gastronómicas del mundo en sus salones.

Dentro de los restaurantes disponibles en Scarlet Lady se encuentran Wake, Razzle Dazzle, The Test Kitchen, Geonbae, Pink Agave, Extra Virgin, Dock, The Galley, The Pizza Place, entre otros.

El más elegante de todos los locales será Wake, ubicado en la popa y con 546 metros cuadrados diseñados por el estudio Roman & Williams, que presenta desde carnes a pescados y mariscos.

Restaurante Wake

Razzle Dazzle se especializará en comida vegetariana y zumos saludables. En el lugar una drag-queen residente ofrecerá complejos cócteles mientras realiza sus perfomances.

Restaurante Vegetariano Razzle Dazzle

The Test Kitchen, decorada con una tabla periódica de elementos, invita a experimentar por medio de clases de cocina, de cócteles o café. Aquí nadie elige platos sino ingredientes, y los preparará guiado por los masterchefs de turno.

The Test Kitchen

También será posible elaborar los platos propios en Geonbae, el restaurante coreano, donde se enseña a usar el grill y el wok sin temor a quemarse las pestañas con las llamaradas.

Restaurante Geonbae, especialista en comida Coreana

Extra Virgin tendrá un estilo italiano con pastas frescas y cócteles para el aperitivo, mientras que Pink Agave ofrecerá grandes platos de la cocina mexicana para compartir mientras un DJ ameniza las comidas.

Restaurante de pastas Extra Virgin

La cocina mediterránea estará presente en Dock, donde se servirán ligeros snacks para los hambrientos fuera de hora. Esta permisividad con los horarios se reflejará en The Pizza Palace, donde en cualquier momento del día habrá una pizza recién hecha.

Y en The Galley, ubicado en el sector al aire libre de la cubierta, habrá ocho pequeños locales que imitarán a los food trucks con sus propuestas de cocina de vanguardia, ligera y de elaboración rápida.

The Galley

Es así que estos locales ofrecerán “desde opciones experimentales y de alta cocina hasta opciones saludables y rápidas, los restaurantes a bordo brindarán a los huéspedes la oportunidad de descubrir algo nuevo o disfrutar de un su plato tradicional favorito”.

“Cada restaurante será dirigido por un chef líder que dirige su cocina con pasión y astucia. Con una filosofía hecha a medida alrededor de la comida, Virgin Voyages se compromete a no tener que sacrificar la calidad para un bocado rápido”, explicó la línea.

Tom McAlpin, Presidente y CEO de Virgin Voyages, señaló que “queremos que nuestros restaurantes se deleiten y enciendan experiencias casuales para nuestros navegantes, por lo que nos hemos propuesto la misión de capturar el espíritu de la comida en las mejores ciudades del mundo y llevarlo al mar”.

“Debido a que la comida es el combustible para nuestros cuerpos y almas, y somos Virgin Voyages, naturalmente, todo debe incluirse en el precio de su boleto”, enfatizó McAlphin.

Por su parte, Richard Branson, Fundador de Virgin Group, manifestó que “hay un giro de Virgin en todo lo que verá a bordo de Scarlet Lady, lo que significa que no habrá formalidades aburridas, bufets aburridos ni comedores principales”.

“Los marineros, como la compañía denomina a sus pasajeros,  no querrán abandonar nuestro barco después de experimentar cómo diseñamos nuestros restaurantes y prueben los platos que serviremos en 2020”, acotó Branson.