Proa recta: estética y funcionabilidad elegida por algunas navieras para sus nuevos barcos

Sin dudas la proa de un barco es la parte de la nave que deja impronta tanto en su estética como en la forma de navegar.

La palabra proa viene del latín “prora”, y es la extremidad frontal del barco que se encarga de cortar las aguas y de facilitar el desplazamiento. El barco viaja en el agua y este medio es mucho más resistente que el aire. Esta resistencia, en parte, es controlada por el diseño de la proa. Su forma determina el modo en el agua y las olas interactúan al enfrentarse con la nave.

Los barcos con formas más llenas ofrecen mayor resistencia a las olas. Mientras que los barcos con una forma más delgada y curva ofrecen menos resistencia a la formación de ondas. Por esto, si la proa es afinada disminuye en todo lo posible su resistencia al movimiento.

Los cascos y las proas han evolucionado con el tiempo. La Industria Naval en sus diseños, toma en cuenta tanto el uso que se le dará a la embarcación como el tipo de aguas a navegar. Debido a eso, existen muchos tipos diferentes de proas pero que vemos en los diferentes cruceros en los que navegamos.

Pero hoy particularmente nos vamos a detener y conocer de qué se trata este tipo de Proa Recta que actualmente las navieras están eligiendo para sus mas innovadores barcos que lanzan al mercado.

La Proa Recta y sus orígenes

Pese a que la proa recta pueda parecer una novedad no lo es en absoluto; se trata de recuperar una idea que ya utilizaban los buques de pasaje de finales del siglo XIX y principios del XX; sin ir más lejos el malogrado Titanic lucía una proa similar

Corta el agua con muy baja resistencia, por lo que estos barcos en comparación necesitaban muy poca máquina para dar buenos resultados.

Diversos estudios actuales han demostrado que la proa lanzada con bulbo, con la que estamos mas familiarizados, reduce la resistencia al avance del buque (y por tanto el consumo de combustible) pero que su efectividad disminuye cuanto menores son las velocidades del barco. A velocidades más bajas, como las que desarrollan normalmente los barcos de cruceros en sus travesías entre dos puertos relativamente cercanos, la proa recta se muestra más efectiva ya que produce un ahorro de combustible del 10% respecto a una unidad de similar tamaño y proa convencional. Otro tema es la cuestión estética, que podrá gustarnos o no, pero sin dudas este tipo de proa vino para quedarse!

 

DEJANOS TU COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí