Con solo tres de sus cruceros serán los primeros en comenzar a navegar, tras la pausa en las operaciones de toda la industria desde el Mes de Marzo cuando la Organización Mundial de la Salud decretó la pandemia del COVID19 .

AIDAPerla será el primero en zarpar el 5 de Agosto de 2020, desde Hamburgo, lo seguirá AIDAmar desde Rostock-Warnemünde el 12 de Agosto de 2020 y luego partirá AIDAblu desde Kiel el 16 de Agosto de 2020 Las tres embarcaciones navegarán en periplos circulares sin paradas en el medio, sin detenerse en ningún puerto.

Aidamar de Aida Cruises

Navegarán partiendo de un puerto y volviendo al mismo. Sin dudas una modalidad distinta a la habitual pero que para aquellos crucereristas amantes de la navegación apreciarán con mucho entusiasmo. Los itinerarios comenzarán siendo de 4 días, navegando solo en aguas territoriales alemanas y se irán ampliando en función a la demanda.

Aidablu de Aida Cruises

Los cruceros contarán con una capacidad de pasajeros reducida y no harán escalas en otros puertos. Los pasajeros disfrutarán de un programa de vacaciones flexible a bordo, con un plus en el servicio, además de la aplicación de las normas de higiene necesarias y reglas para mantener la distancia.

Apoyándose en el tema  “Con seguridad, las vacaciones más bellas” AIDA Cruises ha trabajado con varias autoridades sanitarias globales y nacionales para desarrollar un completo protocolo de sanidad e higiene para facilitar un regreso seguro, saludable y gradual de las vacaciones en crucero. La empresa proporcionará amplia información sobre los protocolos y procedimientos mejorados que implementará contra COVID-19.

Comenzando por el proceso de reserva, el embarque y desembarque en el puerto y la atención médica a bordo, AIDA Cruises ha introducido medidas preventivas para complementar los altos estándares sanitarios y de limpieza existentes. Esas medidas van desde el cuestionario digital de salud previo al crucero, pasando por mediciones de la temperatura antes del registro de los pasajeros y la tripulación, hasta directrices de distanciamiento físico y sistemas de organización a la llegada y salida y a bordo, así como la gestión minuciosa de las capacidades en lugares como restaurantes, bares, teatros y zonas deportivas y de bienestar.

Los protocolos mejorados se complementan con medidas sanitarias adicionales de limpieza y seguridad, como el aumento de las medidas de desinfección, que se llevan a cabo en todos los camarotes y zonas públicas de acuerdo con un protocolo definido, así como con dispensadores de gel desinfectante en la facturación y a bordo.

La atención médica a bordo para todos los pasajeros y la tripulación está disponible las 24 horas del día. Los buques están equipados con equipos de prueba PCR y dispositivos de diagnóstico para la evaluación inmediata de los casos sospechosos de COVID-19 y el equipo médico a bordo está capacitado en los procedimientos de prueba y tratamiento pertinentes. Junto con las autoridades responsables, se ha desarrollado un procedimiento para facilitar la atención médica, el desembarco seguro y el regreso seguro a casa lo antes posible si se produjera algún caso diagnosticado y confirmado de COVID-19.

Las medidas adoptadas para hacer frente a los casos sospechosos y confirmados de COVID-19 se han elaborado con expertos médicos y se basan en las normas actuales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Robert Koch de Alemania (RKI) ), así como de otras autoridades gubernamentales y sanitarias. Además, la empresa de pruebas SGS Institut Fresenius comprobará la aplicación de las amplias normas de limpieza y desinfección y los procesos de medidas preventivas contra COVID-19.