La industria de los cruceros se encuentra trabajando a pleno para poder generar los protocolos necesarios y así garantizar el regreso de los cruceros a su actividad habitual post COVID19.

El Puerto de Portsmouth,  en el Reino Unido, acaba de dar un paso adelante con  la inclusión de tecnología en sus instalaciones para colaborar con las navieras y fortalecer el concepto de que se podrá volver a navegar de manera segura y brindar confianza a los crucerista. 

Para esto, implementó un scáner de medición de temperatura en su terminal por donde deberán pasar todos los pasajeros antes de abordar un crucero.

La tecnología de medición de temperatura implica el uso de un sistema de detección por cámara para monitorear la temperatura de los pasajeros y ayudar así a apoyar el control de infecciones a bordo. El servicio se ofrecerá como una opción para que las líneas lo utilicen antes de la llegada de los viajeros.

Mike Sellers, Director del Puerto Portsmouth International Port, aseguró que “queremos asegurarnos de que estamos en la mejor posición para recibir a los pasajeros de vuelta de una forma gestionada, segura y sensata.

“Poder ayudar a nuestras líneas de cruceros proporcionando soluciones para los posibles protocolos de salud, en caso de que las compañías de cruceros decidan utilizarlo para sus pasajeros, significa que estamos listos para trabajar una vez que se alivien las restricciones de viajes”, añadió.

El escáner de imágenes térmicas es una de las numerosas medidas que se están aplicando para dar prioridad a la salud y la seguridad, y se está llevando a cabo una revisión del funcionamiento de la terminal una vez que vuelva a abrirse para los pasajeros.

Esto incluye la instalación de equipos de protección individual (PPE) adecuados para el personal que esté de cara al cliente, medidas de distanciamiento social, productos de higiene de las manos a nivel clínico en los tiradores de las puertas y en las estaciones de limpieza.