La Unión Europea ha expresado su parecer acerca de cómo debería regresar la industria de los cruceros desde una primera instancia. 

El pasado martes, la Unión Europea publicó 49 páginas de orientación provisional para que la industria de cruceros se adhiera, a medida que cada compañía comience reanudar su actividad.

El programa Healthy Gateways de la UE, que proporciona reglas básicas sobre salud pública para las fronteras, puertos y aeropuertos de los países miembros, hizo hincapié en que reducir el riesgo de infección por COVID-19 debe ser la prioridad de las líneas de cruceros desde el proceso de reserva. hasta el momento en que los pasajeros y los miembros de la tripulación regresan a casa.

En consecuencia, el documento enumeró los requisitos previos, como los planes de contingencia para brotes a bordo, así como las pruebas y la notificación de casos.

También ofreció recomendaciones para elaborar políticas de exclusión para evitar que las personas infectadas se embarquen en embarcaciones, antes de abordar controles de salud.

Embarques controlados

Las pautas también cubrieron políticas de distanciamiento social, capacitación de la tripulación, higiene, incluido el uso de máscaras faciales, y seguridad alimentaria

La Asociación Internacional de Líneas de Crucero ( CLIA ) emitió un comunicado expresando su apoyo a las directrices provisionales de la Unión Europea.

“La principal preocupación de CLIA y de las compañías miembro es la salud y seguridad de sus pasajeros y tripulación”, dijo Tom Boardley, Secretario General de CLIA Europa, en el comunicado. “Esta guía de las autoridades de salud pública en Europa proporciona un recurso útil para las líneas de cruceros mientras se preparan para reanudar las operaciones”.

Además, las nuevas directrices son un “marcador importante” para la posible reanudación de los cruceros en Europa, dijo CLIA en el comunicado.

Los requisitos esenciales establecidos por la Unión Europea incluyen:

  • El monitoreo de la situación epidemiológica en todo el mundo – antes y durante el crucero – incluyendo reglas y restricciones en evolución.
  • Un plan de contingencia por escrito o un plan para gestionar cualquier brote de COVID-19 a bordo.
  • Arreglos para el tratamiento médico necesario.
  • Arreglos para la repatriación.
  • Arreglos para la cuarentena costera de cualquier pasajero o miembro de la tripulación que haya tenido contacto cercano con una parte infectada que haya resultado negativo.
  • Arreglo para la cuarentena costera de cualquier pasajero o miembro de la tripulación que dio positivo y es pre-sintomático o asintomático después de un contacto cercano con una persona infectada.
  • Capacidad de prueba adecuada a bordo o preestablecida con laboratorios en tierra.
  • Capacitación adecuada para miembros de la tripulación sobre COVID-19.
  • El compromiso de informar cualquier posible caso al próximo puerto de escala inmediatamente.
  • Capacidad reducida para permitir la implementación de estándares de distanciamiento físico.
  • Inspecciones de los Estados miembros de la UE.

Las opciones adicionales para prevenir la propagación de COVID-19 incluyen:

  • La existencia de una política de exclusión para evitar el embarque de pasajeros sintomáticos o expuestos, que debe incluirse en el sitio web de la línea de cruceros y debe exigirse su lectura antes de reservar.
  • Tomar precauciones especiales para grupos de “alto riesgo”: personas mayores de 65 años o con afecciones subyacentes, como visitar a un médico para evaluar la aptitud para viajar, diferentes actividades grupales, etc.

Respecto a las medidas para prepararse frente a un brote a bordo incluyen:

  • Una estrategia de comunicación para la tripulación y los pasajeros:
  • Contenido de capacitación para que la tripulación reconozca síntomas, procedimientos a seguir, tales como distanciamiento físico, equipo de protección personal, etc. Se debe priorizar el bienestar de la tripulación y la capacitación debe presentar recordatorios de que si los miembros de la tripulación se vuelven sintomáticos, deben dejar de trabajar.
  • Las líneas de cruceros y las agencias de viajes deben comunicarse con los pasajeros sobre cómo mitigar la propagación de COVID-19 e informarles que se les puede negar el embarque si son sintomáticos; la información también debe incluirse en el proceso de emisión de boletos.
  • La comunicación sobre los síntomas de COVID-19 y cómo mitigar la propagación de COVID-19 y las prácticas a bordo para hacerlo debe hacerse frecuente durante y antes del viaje en tableros de mensajes electrónicos, etc.
  • Debe haber un plan de contingencia por escrito a bordo que incluya: Medidas preventivas, medidas para la respuesta y gestión de un caso a bordo y los suministros y equipos adecuados en el barco en caso de un brote.

Los procedimientos que deben adoptar las compañías para los barcos de sus flotas incluyen:


CONTROLES DE SALUD:

Controles de temperatura a pasajeros previos al embarque

  • Examen previo al embarque: incluye un examen primario y un examen secundario para aquellos que presentan síntomas o signos
  • También podrían introducirse pruebas de laboratorio COVID-19 previas al embarque de pasajeros, pero presenta algunas limitaciones
  • Monitoreo diario de la salud de la tripulación, incluidos controles de temperatura, pruebas COVID-19 para todos los miembros de la tripulación que ya están en los barcos y las pruebas periódicas entrantes y posteriores.

DISTANCIAMIENTO:

Barreras de plástico en bares y restaurantes

  • Protección para grupos vulnerables.
  • Limitación de la interacción (podría lograrse dividiendo a los pasajeros y la tripulación en grupos para actividades como comidas, etc.).
  • Distanciamiento físico: usar el aire libre para reunirse, colocar barreras de plástico en bares y restaurantes y marcar dónde podrán estar los pasajeros y dónde no pueden sentarse para imponer el distanciamiento social.


HIGIENE PERSONAL:

Los pasajeros y la tripulación deben usar máscaras faciales en las terminales de cruceros y en los espacios interiores a bordo de los barcos.

  • Prácticas de higiene personal: lavado frecuente de manos, estación de saneamiento, eliminación adecuada de desechos y más.
  • Los pasajeros y la tripulación deben usar máscaras faciales en las terminales de cruceros y en los espacios interiores a bordo de los barcos.

LIMPIEZA DEL BARCO:

Mayor limpieza y desinfección en áreas e instalaciones públicas

  • Ventilación adecuada.
  • Mayor limpieza y desinfección en áreas e instalaciones públicas.
  • Durante los registros de entrada y salida, las cabinas deben limpiarse y ventilarse durante al menos una hora entre viajes. Se recomienda eliminar cualquier elemento de uso múltiple compartido.


SEGURIDAD ALIMENTICIA:

La tripulación que cargue y almacene alimentos deberá usar Trajes de protección

  • Se requerirá que la tripulación que cargue y almacene alimentos use PPE ( Trajes de protección para COVID19 )
  • Las opciones de autoservicio, como el buffet, deben eliminarse, si es posible, y si es imposible, las nuevas pautas requieren distanciamiento físico y los pasajeros deben permanecer en su lugar en todo momento.
  • Recomendado dividir a los pasajeros y la tripulación en grupos.
  • Los pasajeros deben lavarse, desinfectarse las manos al entrar y salir.
  • Se requerirá que la sal y la pimienta y otros artículos no desinfectables sean desechables.
  • Los manteles, toallas y utensilios deben lavarse, independientemente de si realmente se usaron.

La UE también proporcionó pautas para espacios compartidos que incluyen áreas de enfermería y juegos para niños, casinos, lugares de entretenimiento, salones de belleza, gimnasios e instalaciones recreativas de agua como piscinas y duchas al aire libre. El documento no recomienda permitir la natación en interiores, pero dijo que consideraría permitir el uso de tales piscinas si el techo y las paredes pudieran retirarse para proporcionar una mejor ventilación.

También se recomienda reducir el contacto cara a cara, persona a persona por lo que sugiere que los pagos o depósitos a bordo, consultas, reclamos, etc.se realice con reserva de turno previamente y si por alguna razón no fuera posible distanciarse físicamente debe hacerse más seguro mediante la implementación de una pantalla o barrera protectora.

CLIA dijo que sus líneas miembro están en el proceso de identificar el protocolo apropiado basado en los informes y consejos de sus autoridades y expertos y así garantizar y  proteger a sus pasajeros desde el momento que se realiza la reserva ,durante sus vacaciones a bordo y el regreso a sus  casas.

Foto de portada: Un mundo de Cruceros.