Sun Cruise Resort 

Sin dudas esta es una imagen que ningún turista recorriendo los infintitos rincones que ofrece este planeta, pensó que pudiera ver. 

Un crucero enclavado en la cima de un acantilado con su proa al mar pero sin la mínima ni remota posibilidad que suelte sus amarras.

Sun Cruise Resort es un complejo hotelero en Jeongdongjin  Beach, una ciudad famosa cerca de Gangneung , Corea del Sur y por ser  uno de los sitios más populares en Corea donde concurren para ver el amanecer del día de Año Nuevo.  Está a dieciocho kilómetros al sureste de Gangneung en la costa este de Corea.

Diseñado bajo una estructura en forma de un crucero ,  el hotel tiene 165 metros de largo ,  pesa 30.000 toneladas y posee 45 metros de alto que resaltan y domina el complejo de playa. Se cree que es el primero de su tipo en el mundo.

Construido en la cima de un gran acantilado, el hotel mira hacia el mar y da la impresión de que un crucero ha encallado. La ciudad de Jeongdongjin es conocida por sus vistas del amanecer y el atardecer sobre el Mar de Japón (Mar del Este) y es en sí misma un destino turístico. Esto se ha mejorado aún más con la construcción del hotel, con su diseño inusual que lo convierte en una de las atracciones más populares del país. 

El hotel cuenta con 211 habitaciones, que incluyen dormitorios y apartamentos, y seis salas para eventos. 

Hay seis restaurantes donde sirven comida coreana y europea y un bar giratorio en el piso superior, que ofrece a los visitantes una vista panorámica del horizonte y los famosos amaneceres. 

Las instalaciones deportivas incluyen un campo de golf , cancha de voleibol y un gimnasio. Sun Cruise resort ha pensado en todos los detalles, por lo que a través de altavoces distribuidos por todo el barco, se puede escuchar el sonido de las olas chocando contra el casco; dando la sensación de estar en alta mar como así también el uso de agua salada en la piscina como sucede en los cruceros flotantes.

El complejo también contiene un parque ubicado al lado del hotel. 

Dentro de los jardines se destacan “Las manos de la promesa”, dos manos gigantes que se elevan del suelo, junto con una variedad de otras esculturas.

También hay un área de observación con un piso de vidrio suspendido sobre el mar, una sala de exposiciones y un lago. 

Este hotel es sin dudas una excelente opción para aquellos que siempre han querido ir de crucero pero se marean al abandonar el puerto!